domingo, 29 de enero de 2012

Restauración de las ciudades asoladas

A través de la palabra vemos la importancia que Dios da a la restauración que se debía producir en las ciudades asoladas. Son varias las profecías en las que se indica que estos asolamientos deben ser levantados otra vez.

Amós 9
11 En aquel día yo levantaré el tabernáculo caído de David, y cerraré sus portillos y levantaré sus ruinas, y lo edificaré como en el tiempo pasado;
12 para que aquellos sobre los cuales es invocado mi nombre posean el resto de Edom, y a todas las naciones, dice Jehová que hace esto.
13 He aquí vienen días, dice Jehová, en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de las uvas al que lleve la simiente; y los montes destilarán mosto, y todos los collados se derretirán.
14 Y traeré del cautiverio a mi pueblo Israel, y edificarán ellos las ciudades asoladas, y las habitarán; plantarán viñas, y beberán el vino de ellas, y harán huertos, y comerán el fruto de ellos.
15 Pues los plantaré sobre su tierra, y nunca más serán arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho Jehová Dios tuyo.


¿Qué es lo que debe ser restaurado?

Debe ser restaurado todo aquello que ha sido devastado, asolado o destruido en una ciudad a nivel espiritual. Dios mandó a Israel a reconstruir las ruinas de ciudades asoladas porque estas ciudades en su mayoría habían sido saqueadas por ejércitos enemigos, y como parte de la restauración de Israel mismo, debían restaurarse sus ciudades, o sea, el lugar en el que ellos habitaban. Es importante notar que alguna vez estas ciudades fueron habitadas por ellos, de ahí se desprende que la palabra a usar sea restauración y no fundación.

Isaías 58
12 Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.

Isaías 61
4 Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.


Una parte a ser restaurada es todo lo que ha sido devastado por la iniquidad en las ciudades.

En el alma

Existen asolamientos en el alma, que son partes que han sido devastados por alguna situación de dolor, trauma, atadura o algún hecho puntual, que también necesita restauración.


Isaías 44
26 Yo, el que despierta la palabra de su siervo, y cumple el consejo de sus mensajeros; que dice a Jerusalén: Serás habitada; y a las ciudades de Judá: Reconstruidas serán, y sus ruinas reedificaré.


Restauración del espíritu

Es necesario que el Espíritu de Dios sea bienvenido donde antes tuvo posesión absoluta.

Hechos 15
15 Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito:
16 Después de esto volveré
Y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído;
Y repararé sus ruinas,
Y lo volveré a levantar,
17 Para que el resto de los hombres busque al Señor,
Y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre,
18 Dice el Señor, que hace conocer todo esto desde tiempos antiguos.


Esdras 9
9 Porque siervos somos; mas en nuestra servidumbre no nos ha desamparado nuestro Dios, sino que inclinó sobre nosotros su misericordia delante de los reyes de Persia, para que se nos diese vida para levantar la casa de nuestro Dios y restaurar sus ruinas, y darnos protección en Judá y en Jerusalén.


Herencia de asoladas heredades

Una vez restauradas las heredades deben ser repartidas a los hijos de Dios.















Isaías 49

8  Así dice YHVH: En tiempo aceptable te respondí, En el día de salvación te ayudé; Te guardaré y te daré por pacto al pueblo, Para que le restaures la tierra Y repartas las heredades asoladas;

Causas de la ruina

Miqueas 3
12 Por tanto, a causa de vosotros Sion será arada como campo, y Jerusalén vendrá a ser montones de ruinas, y el monte de la casa como cumbres de bosque.


  • Una de las causas de las ruinas son las langostas o "ataques del enemigo". Estas producen devastación.
  • Otra causa es la iniquidad.
  • Otra causa es Dagón que roba la presencia de Dios. Este además se encarga de que no haya herreros en el pueblo de Dios.
Proverbios 25
28 Como ciudad derribada y sin muro es el hombre cuyo espíritu no tiene rienda.


¿Cómo Restauramos?


Hablando restauración

El profeta fue instruido por Dios para hablarle a los huesos secos, aquellos que ya no tenían vida, que habían sido arruinados. Es de esta forma entonces que nosotros podemos llamar a la restauración de los asolamientos destruidos por el enemigo,

Ezequiel 36
3 profetiza, por tanto, y di: Así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto os asolaron y os tragaron de todas partes, para que fueseis heredad de las otras naciones, y se os ha hecho caer en boca de habladores y ser el oprobio de los pueblos,
4 por tanto, montes de Israel, oíd palabra de Jehová el Señor: Así ha dicho Jehová el Señor a los montes y a los collados, a los arroyos y a los valles, a las ruinas y asolamientos y a las ciudades desamparadas, que fueron puestas por botín y escarnio de las otras naciones alrededor;
6 Por tanto, profetiza sobre la tierra de Israel, y dí a los montes y a los collados, y a los arroyos y a los valles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, en mi celo y en mi furor he hablado, por cuanto habéis llevado el oprobio de las naciones.
10 Y haré multiplicar sobre vosotros hombres, a toda la casa de Israel, toda ella; y las ciudades serán habitadas, y edificadas las ruinas.
24 Y yo os tomaré de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país.
25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré.
26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.
27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.
28 Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios.
33 Así ha dicho Jehová el Señor: El día que os limpie de todas vuestras iniquidades, haré también que sean habitadas las ciudades, y las ruinas serán reedificadas.
34 Y la tierra asolada será labrada, en lugar de haber permanecido asolada a ojos de todos los que pasaron.
35 Y dirán: Esta tierra que era asolada ha venido a ser como huerto del Edén; y estas ciudades que eran desiertas y asoladas y arruinadas, están fortificadas y habitadas.
36 Y las naciones que queden en vuestros alrededores sabrán que yo reedifiqué lo que estaba derribado, y planté lo que estaba desolado; yo Jehová he hablado, y lo haré.
37 Así ha dicho Jehová el Señor: Aún seré solicitado por la casa de Israel, para hacerles esto; multiplicaré los hombres como se multiplican los rebaños.
38 Como las ovejas consagradas, como las ovejas de Jerusalén en sus fiestas solemnes, así las ciudades desiertas serán llenas de rebaños de hombres; y sabrán que yo soy Jehová.


Jeremías 30
18 Así dice el SEÑOR: "He aquí, restauraré el bienestar de las tiendas de Jacob, y tendré misericordia de sus moradas; será reedificada la ciudad sobre sus ruinas, y el palacio se asentará como estaba.
19 "Saldrá de ellos canto de acción de gracias y voz de los que se divierten; los multiplicaré y no disminuirán, los honraré y no serán menospreciados.

2 comentarios:

  1. Ezequiel 36:4 por tanto, montes de Israel, oíd palabra de Jehová el Señor:
    35 Y dirán: Esta tierra que era asolada ha venido a ser como huerto del Edén; y estas ciudades que eran desiertas y asoladas y arruinadas, están fortificadas y habitadas.
    Jeremías 30: 19 "Saldrá de ellos canto de acción de gracias y voz de los que se divierten; los multiplicaré y no disminuirán, los honraré y no serán menospreciados.

    Lo tomo para mi heredad: "Cañete de la Frontera" Aleluya!!!

    ResponderEliminar
  2. Amén, así sea declaramos esta palabra para tu amada ciudad.

    ResponderEliminar